Como Servir a Dios en Tu Iglesia – 10


 

Los Consejeros y los Ujieres

 

LOS CONSEJEROS

El consejero de es aquel que instruye a la persona que acaba de recibir a Jesús en un servicio o campaña. 

No solo debe explicarle al nuevo creyente lo que ha hecho, sino debe animarlo a que haga estas tres cosas 

1. Orar

2. Leer la Biblia

3. Congregarse

Además debe tomar sus datos personales, tales como nombre y dirección para que la iglesia pueda hacer el seguimiento.

EL UJIER Y EL RECEPCIONISTA

Los ujieres son las personas que se encargan del orden de la reunión. Son los guardianes de la unción, o como dijo un hermano, son los “policías de Dios.”

La labor principal del ujier es servir primeramente al ministro y luego servir a la congregación.

Hay varias cosas que hace el ujier:

1. Cuida el orden de la reunión.

2. Acomoda a la gente que llega.

3. Apoya en el arreglo del local.

4. Pasa la canasta de la ofrenda.

5. Ayuda al ministro a la hora de ministrar a la gente.

El recepcionista es la persona que recibe a la gente que llega a la iglesia, también es la persona que impide que gente rara entre a la iglesia.

El recepcionista siempre debe tener una sonrisa en los labios y saludar a los que llegan.

Mucha gente recibe a Jesús debido al amor que reciben cuando entran a la iglesia.

Algunos consejos para el ujier y el recepcionista:

1. Debe estar bien vestido.

2. Debe tener buenos modales.

3. Debe ser amable con la gente

4. Debe estar con los ojos abiertos para evitar que ocurran problemas en la iglesia.

5. Debe estar listo para obedecer las órdenes del ministro o de sus superiores.

Debemos recordar que el ujier representa a la iglesia.


CONCLUSIÓN

Todo lo relacionado al funcionamiento de la iglesia o su ministerio pertenece al ministerio de ayudas.

Por ejemplo, las secretarios, los camarógrafos, los guardianes, etc., que trabajen en un ministerio, pertenecen al ministerio de ayudas.

1 Samuel 30:24

24 ¿Y quién os escuchará en este caso? Porque conforme a la parte del que desciende a la batalla, así ha de ser la parte del que queda con el bagaje; les tocará parte igual.

En este pasaje vemos cuando los galardones sea repartidos, los creyentes que pertenecen al ministerio de ayudas recibirán la misma recompensa que el ministro debido a su fidelidad.

Dios no nos recompensa de acuerdo a la función o cargo que tengamos, sino de acuerdo a nuestra fidelidad.

Seamos fieles en aquello a lo que Dios nos ha dado.

About these ads

Deja un comentario

Archivado bajo Blogroll, Fe, iglesia, jesus, ministerio, Uncategorized

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s