Como Vencer el Pecado (Romanos 6 – Biblia Expandida de Fe con Notas)


online advertising

Romanos 6

1 ¿Qué diremos entonces? ¿Qué debemos seguir pecando para que Su gracia se multiplique y superabunde? 1

2 ¡De ninguna manera! ¿Cómo es posible que los que hemos muerto al pecado sigamos viviendo en él? 2

3 ¿Ignoran ustedes que todos los que fuimos bautizados3 en Cristo (el Ungido, el Mesías) Jesús (el Salvador), nos hemos bautizado [e identificado] en su muerte?4

4 Por el bautismo fuimos sepultados con él en la muerte, para que así como Cristo (el Ungido) resucitó por la gloria del Padre, también nosotros andemos en una vida nueva. 5

5 Porque si nos hemos injertados6 y unidos con Cristo por una muerte semejante a la suya, también nos identificaremos con él en Su resurrección.

6 Sabiendo y entendiendo esto: que nuestro viejo hombre7 fue crucificado juntamente con Él8, para que fuera destruido el cuerpo del pecado, a fin de que ya no sirvamos nunca más al pecado.9

7 Porque el hombre que ha muerto, ha quedado definitivamente liberado del dominio y poder que el pecado ejercía sobre él [y ya no está bajo su esclavitud]. 10.

8 Pero si hemos muerto con Cristo (el Ungido), creemos que también viviremos con Él. 11

9 Sabiendo que Cristo (el Ungido), después de resucitar de la muerte, ya no muere más, porque la muerte ya no tiene poder sobre él.

10 Porque en cuanto al morir, Él murió al pecado de una vez por todas; y ahora que vive, para Dios vive. 12

11 Así también ustedes, considérense13 14 muertos al pecado y vivos para Dios en Cristo (el Ungido) Jesús (el Salvador).

12 No permitan que el pecado reine ni domine en sus cuerpos mortales como un rey15, de modo que se cedan y obedezcan16 a sus concupiscencias y bajos deseos17.

13 Ni tampoco continúen presentando18 ni exhibiendo sus miembros físicos19 como instrumentos20 (o armas) de injusticia21 al servicio del pecado, porque ustedes ya han muerto al pecado, y están vivos entre los muertos, sino más bien, ofrézcanse y cédanse ustedes mismos a Dios para presentar y convertir sus miembros en instrumentos (o armas) de justicia22 al servicio de Dios.

14 Así el pecado ya no tendrá más dominio ni se enseñoreará23 sobre ustedes, porque no están sometidos a la Ley (como si fueran esclavos), sino a la gracia (como recipientes del favor y el amor incondicional de Dios sobre ustedes). 24 25

15 ¿Y entonces qué? ¿Vamos a pecar porque ya no estamos sometidos a la Ley sino a la gracia? ¡De ninguna manera! 26

.16 ¿No saben que cuando se someten a alguien como esclavos para obedecerle, se convierten en esclavos de aquel a quien obedecen, sea del pecado, que conduce a la muerte, o de la obediencia que conduce a la justicia? 27

17 Pero gracias a Dios, ustedes, después de haber sido esclavos del pecado, han obedecido de corazón a la regla de doctrina28 que les ha sido transmitida29, 30

18 y ahora, habiendo liberados del pecado, han llegado a ser esclavos de la justicia. 31

19 Voy a hablarles en términos humanos, teniendo en cuenta la debilidad natural de su carne. Si antes entregaron sus miembros físicos, haciéndolos esclavos de la impureza y de la iniquidad cada vez mayor, pónganlos ahora al servicio de la justicia que lleva a la santificación. 32

20 Porque cuando eran esclavos del pecado, ustedes estaban libres con respecto de la justicia. 33

21 Pero, ¿Qué beneficio34 sacaron entonces de las obras que ahora los avergüenzan? Porque el resultado final de esas obras es la muerte.

22 Pero ahora, ya que ustedes han sido liberados del pecado y se han hecho esclavos de Dios: tienen como fruto de esto la santificación y como resultado final la vida eterna.

23 Porque el salario35 del pecado es la muerte, mientras que el regalo gratuito36 (el don de gracia) de Dios es la vida eterna37, en Cristo Jesús, nuestro Señor. 38

1 El apóstol aquí se fija en reivindicar más plenamente su doctrina de la consecuencia sugerida más arriba, en Romanos 3:7-8. Tuvo entonces sólo términos fuertes para negar y renunciar a ello: aquí se elimina el fundamento mismo de ello (Wesley).

2 Pablo procede ahora a tratar con esta pregunta. Su primera reacción es emocional: “De ninguna manera” La segunda es una respuesta racional. El autor muestra que para un cristiano que habitualmente se mantiene viviendo en pecado, es decir, de una dependencia a éste, rindiéndose y mostrando cordial a él, es una imposibilidad mecánica. Esto lo hace en los versículos 2-14.(Wuest).

3 G907 βαπτίζω baptízo; dejar abrumado (i.e. completamente mojado); usado solo (en el N.T.) de la ablución ceremonial, espec. (tec.) de la ordenanza del bautismo crist:-bautismo, bautizar, lavar (Strong’s).

4 Pablo ahora procede a mostrar cómo es que esta poderosa división fue efectuada. Él dice que fue traída por Dios a partir del acto de bautizar al pecador que cree en Cristo, para que esa persona pueda compartir su muerte en la Cruz, que la identificación del pecador creyente con Cristo en Su muerte es la causa de la separación de esa persona de la naturaleza pecaminosa (Wuest).

5 Nosotros estamos enterrados con él – Aludiendo a la antigua forma de bautizar por inmersión. Que como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria; el glorioso poder, del Padre, por lo que también, por el mismo poder, deberíamos revivir, y como él vive una nueva vida en el cielo, así también nosotros debemos caminar en novedad de vida. Esto, dice el apóstol, es lo que nuestro bautismo representa para nosotros (Wesley).

6 sumfutos (σύμφυτος G4854) primeramente, congénito, innato (de sumfuo, hacer crecer juntamente), luego, plantado o criado junto con, unido a (Romanos 6:5 «plantados juntamente», RV, RVR, RVR77; VM: «unidos con Él»), indicando ello la unión del creyente con Cristo en la experiencia espiritual de «la semejanza de su muerte» (Vine).

7 nuestro viejo hombre. Es decir, el cuerpo de pecado, o naturaleza pecaminosa, que heredamos de Adán (Comentario de La Biblia de las Américas).

8 Gálatas 2:20.

9 sea deshecho [en la muerte de Cristo] a fin de que no sirvamos más al [“estemos en la esclavitud del”] pecado. Porque el que es muerto [“que ya murió”] justificado es [“está libertado”] del pecado-lit., “justificado,” “absuelto,” del pecado. Como la muerte disuelve toda reclamación, así todo lo que reclama el pecado: no sólo el “reinar para muerte,” sino también el guardar a sus víctimas en la servidumbre pecaminosa, ha sido anulado de una vez. por la muerte penal del creyente en la muerte de Cristo; de modo que ya no es “deudor a la carne para vivir según la carne” (cap. 8:12) (Jamieson-Faussett-Brown).

10. Para él que está muerto; con Cristo, se libera de la culpabilidad del pasado, y del poder presente del pecado, como muertos a los mandamientos de sus antiguos amos (Wesley).

11 si hemos muerto…también viviremos con El. Al convertirse, el creyente muere con Cristo a la vida anterior y ha resucitado con Cristo para empezar la nueva vida (cp. Colosenses 2:20; 3:1; 2 Timoteo2:11) (Comentario de La Biblia de las Américas).

12 Murió al pecado; para expiarlo y abolirlo. Él vive a Dios; Una gloriosa vida eterna, tal como también vamos a vivirla (Wesley).

13 G3049 λογίζομαι logízomai; voz media de G3056; hacer inventario; i.e. estimar (lit. o fig.):-estimar, guardar rencor, inculpar, atribuir, tener por cierto, concluir, considerar, contar, contratar, tomar en cuenta, discutir, disponer, pensar, tener por (Vine).

14 Consideraos: El verbo griego es el mismo que aparece en el cap. 4 con el sentido de tener en cuenta (véase Romanos 4.3). No se trata de una simple opinión, sino de que el creyente reconozca que, por su unión con Cristo, está realmente muerto con respecto al pecado, pero vivo para Dios (v. 3-8) (Comentario Reina Valera 1995).

15 Cuando el santo se da cuenta del hecho de que el poder de la naturaleza pecaminosa sobre él está roto, obedece a la exhortación de Pablo, “No permitan que el pecado reine en sus cuerpos mortales.” “Reinar” es basileuō, “reinando para ejercer el poder.” El verbo está en tiempo presente con el imperativo negativo , que prohíbe la construcción de la continuación de una acción que ya está en curso. Esto es, “Dejen de permitir que la naturaleza pecaminosa reine como rey en su cuerpo mortal.” La naturaleza pecaminosa es un monarca destronado. El creyente tiene la responsabilidad de mantenerlo montado en el trono de su corazón, que es el lugar que el Señor Jesús debe ocupar. El creyente es muy capaz de hacer esto. Su voluntad es libre. Tiene la naturaleza divina y el Espíritu Santo para instarlo, y darle el deseo y la facultad de rechazar la naturaleza pecaminosa y de obedecer la Palabra. Pablo dice, “Yo los exhorto a que se dejen conducir por el Espíritu de Dios, y así no serán arrastrados por los deseos de la carne.” (Gálatas 5:16) (Wuest).

16 G5219 πακούω jupakoúo; oír bajo (como subordinado), i.e. escuchar con atención; por impl. prestar atención o conformarse a comando o autoridad:-escuchar, obedecer (Strong’s).

17 En Romanos 6:12, el requerimiento a no dejar que reine el pecado en nuestro cuerpo mortal para obedecerle en sus concupiscencias, se refiere a aquellos malos deseos que están listos para expresarse en una actividad corporal (Vine).

18 G3936 παρίστημι parístemi; o prol. παριστάνω paristáno; estar junto a, i.e. (trans.) exhibir, proferir, (espec.) recomendar, (fig.) substanciar; o (intr.) estar a mano (o listo), ayudar:-acepto, ayudar, comparecer, dar, lado, poner, presentar, presente, probar, rodear, someter (Strong’s).

19 G3196 μέλος mélos; de afin. incierta; extremidad o parte del cuerpo:-miembro (Strong’s).

20 joplon (ὁπλον G3696) originalmente cualquier herramienta o utensilio para preparar una cosa, vino a utilizarse en plural de armas de guerra (Vine).

21 G93 δικία adikía; injusticia (legal) (prop. la cualidad, por impl. el acto); mor. maldad (de carácter, vida o acción):-iniquidad, injusticia, injusto, a, maldad, malo, a, agravio (Strong’s).

22 G1343 δικαιοσύνη dikaiosúne; equidad (de carácter o acto); espec. justificación (crist.):-justicia, justificación (Strong’s).

23 kurieuo (κυριεύω G2961) ser señor sobre, tener dominio sobre, enseñorearse (Vine).

24 Cuando el santo obedece a las instrucciones establecidas en estos versos con relación a su ajuste a la naturaleza del mal y la naturaleza divina, Pablo dice, “La naturaleza pecaminosa no ejercerá señorío sobre ti,” y da la razón, “Usted no está bajo la ley, sino bajo la gracia.” El estar bajo la ley se refiere a una persona no salva que intenta vivir en obediencia a la ley de Dios. El estar bajo la gracia es ser una persona salva que ha sido objeto de la intervención quirúrgica en la que el poder de la naturaleza pecaminosa se ha roto y la naturaleza divina se ha implantado. El poeta dice: “Cumpla los mandamientos de la ley y viva, pero no me da ni pies ni manos. Una mejor palabra trae el evangelio. Me hace volar y me da alas”. Alas en la Escritura, habla del poder sobrenatural (Wuest).

25 El pecado no tendrá dominio sobre usted; no tiene ni derecho ni poder. Porque vosotros no están bajo la ley; una dispensa de terror y esclavitud, que muestra sólo el pecado, sin permitir vencerlo. Pero bajo la gracia; en la misericordiosa dispensación del evangelio, que trae la victoria completa sobre él para cada persona que esté bajo la poderosa influencia del Espíritu de Cristo (Wesley).

26 Ahora bien, dado que nuestra salvación no depende del estricto sometimiento a la ley mosaica, sino de aceptar la gracia de Dios, ¿podemos seguir pecando despreocupadamente? ¡De ninguna manera! (Biblia Castilian).

27 Todo hombre es el siervo del amo a cuyos mandamientos se rinde, sean las disposiciones pecaminosas de su corazón en acciones que llevan a la muerte, o la nueva obediencia espiritual implantada por la regeneración (Matthew Henry).

28 G1322 διδαχή didajé; instrucción(el acto o la material):-doctrina, enseñanza, enseñar (Strong’s).

29 G3860 παραδίδωμι paradídomi; rendirse, i.e. ceder, confiar, transmitir:-dar, encarcelar, encomendar, enseñar, entregar, exponer, maduro, poner, preso, transmitir (Strong’s).

30 Empero gracias a Dios, que aunque fuisteis siervos del pecado-anteriormente, como algo ya ido y pasado para siempre, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual sois entregados-o “echados”, como si hubieran sido puestos en un molde. La idea es que la enseñanza a la que se habían entregado de corazón, había dejado en ellos su sello peculiar (Jamieson-Faussett-Brown).

31 “Ser libres” es eleutheroō, “el liberar, hacer libre de la esclavitud, a poner en libertad,” Después de haber sido puesto en libertad de la naturaleza de maldad, el creyente se constituyó en un esclavo de la justicia (Wuest).

32 Humana cosa digo-descendiendo, para ilustrar mejor su enseñanza, al nivel de las cosas comunes-por [causa de] la flaqueza de vuestra carne [la debilidad de vuestra comprensión espiritual]: que como para [la práctica de] iniquidad presentasteis vuestros miembros a servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santidad presentéis vuestros miembros a servir [“como siervos”] a la justicia-Más bien, “para alcanzar la santificación”, como se traduce la misma palabra en 2 Tesalonisenses 2:13; 1 Corintios 1:30; 1 Pedro 1:2; quiere decir, “Para que vosotros, recordando el entusiasmo con que servíais al Pecado y los esfuerzos consagrados a ello, seáis estimulados para mostrar igual celo e igual exuberancia en el servicio de un Amo mejor” (Jamieson-Faussett-Brown).

33 Cuando ustedes eran esclavos del pecado, eran libres de la justicia – Con mayor razón, por lo tanto, ahora ustedes deben de estar libres de maldad; de ser lo más uniforme y celosos en servir a Dios como lo hacían al servicio al diablo (Wesley).

34 G2590 καρπός karpós; fruto (como arrancado), lit. o fig.:-resultar en beneficio, descendencia, fruto (Strong’s).

35 G3800 ψώνιον opsónion; raciones para un soldado, i.e. (por extens.) su estipendio o paga:-paga, salario, expensas (Strong’s).

36 carisma (χάρισμα G5486) un don de gracia, una dádiva que involucra gracia (caris) de parte de Dios como Dador (Vine).

37 La salvación no es un pago sino una dádiva. Nadie puede ganarla ni obtenerla por sus propios méritos (Comentario de la Biblia de las Américas).

38 La muerte – temporal, espiritual y eterna. Es debido a la paga del pecado, pero la vida eterna es el don de Dios – La diferencia es notable. Las malas obras merecen la recompensa que reciben: las buenas obras no. El primero demanda un salario: la última se acepta como un regalo (Wesley).

Acerca de estos anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s