Archivo de la etiqueta: alabanza

Como Conquistar Tus Jericós Espirituales

Veamos ahora a Josué y el pueblo de Israel ante los muros de Jericó.

Josué 6:1-5

1 Ahora, Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel; nadie entraba ni salía.

2 Mas Jehová dijo a Josué: Mira, yo he entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus varones de guerra.

3 Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días.

4 Y siete sacerdotes llevarán siete bocinas de cuernos de carnero delante del arca; y al séptimo día daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las bocinas.

5 Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia delante.

Jericó fue la primera Batalla que lucharon los israelitas cuando entraron en la tierra prometida y fue una batalla que ganaron sin pelearla.

Ellos solamente tocaron las trompetas, dieron un grito de júbilo, los muros cayeron y ellos tomaron posesión de su tierra.

Josué 6:12-20

12 Y Josué se levantó de mañana, y los sacerdotes tomaron el arca de Jehová.

13 Y los siete sacerdotes, llevando las siete bocinas de cuerno de carnero, fueron delante del arca de Jehová, andando siempre y tocando las bocinas; y los hombres armados iban delante de ellos, y la retaguardia iba tras el arca de Jehová, mientras las bocinas tocaban continuamente.

14 Así dieron otra vuelta a la ciudad el segundo día, y volvieron al campamento; y de esta manera hicieron durante seis días.

15 Al séptimo día se levantaron al despuntar el alba, y dieron vuelta a la ciudad de la misma manera siete veces; solamente este día dieron vuelta alrededor de ella siete veces.

16 Y cuando los sacerdotes tocaron las bocinas la séptima vez, Josué dijo al pueblo: Gritad, porque Jehová os ha entregado la ciudad.

17 Y será la ciudad anatema a Jehová, con todas las cosas que están en ella; solamente Rahab la ramera vivirá, con todos los que estén en casa con ella, por cuanto escondió a los mensajeros que enviamos.

18 Pero vosotros guardaos del anatema; ni toquéis, ni toméis alguna cosa del anatema, no sea que hagáis anatema el campamento de Israel, y lo turbéis.

19 Mas toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová, y entren en el tesoro de Jehová.

20 Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron.

Los creyentes del Nuevo Pacto, también debemos conquistar nuestra tierra prometida; y derribar los muros espirituales que se nos presenten.

Dios a colocado planes y deseos en nuestras vidas y para alcanzarlos habrán murallas espirituales que tendremos que enfrentar.

1 Corintios 15:57

57 Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

2 Corintios 2:14

14 Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.

Dios no nos prometió que no tendríamos murallas espirituales, el prometió darnos la victoria sobre cualquiera que se levante.

Por eso para poder ir en contra de nuestra muralla espiritual debemos tomar toda la Palabra y empezar a declararla con osadía en contra de él:

1 Juan 4:4

4 Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.

Declara: “Mayor es el que está en mi que el que está en el mundo.”

Filipenses 4:13

13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Di: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”

1 Pedro 2:24

24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

Confiesa: “Soy sano por las llagas de Jesús.”

Romanos 8:37

37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Proclama: “Soy mas que vencedor en Cristo.”

Filipenses 4:19

19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Declara: “Mi Dios suple todas mis necesidades.”

Después que te has parado en tu terreno espiritual, luego demuestra tu fe en el poder milagroso de Dios y toma posesión de tu promesa alabándolo.

Dios espera que lo alabemos de todo nuestro corazón, y al hacerlo veremos que todas las barreras que se enfrentan contra nosotros caen enfrente de nuestros ojos.

Acerca de estos anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, Fe, milagros, ministerio, oración